[Tokusatsu] Una era empieza de cero… Y en cero se queda

Hoy en “clase de historia con José”, vamos a hablar de la de aquel héroe que va en moto y no es Ghost Rider. Ese héroe que con un casco en forma de insecto luchaba contra la organización Shocker… Y que revivió en la nueva era.

1971: Toei en colaboración con Shoutaro Ishinamori daba luz a uno de los mayores héroes japoneses junto a Ultraman.

1973: Comenzaba a emitirse Kamen Rider V3, secuela de Kamen Rider.

1974: Toei daba paso a Kamen Rider X, donde pudimos ver a Hitler, la estrella de mar. Tras su final empezaba Kamen Rider Amazon.

1975: Amazon es canacelada por su excesiva violencia. Llega el momento Stronger, que termina ese mismo año.

Año 1979: Tras cuatro años sin Kamen Rider Toei decide darle otra oportunidad con Skyrider.

1980: Super-1 toma el relevo.

1981: Termina Super-1.

1987: Otra vez Toei vuelve a darle luz verde a Kamen Rider, y en esta ocasión con la exitosa Kamen Rider Black.Ese mismo año empieza a serializarse en la Shounnen Jump JoJo’s Bizarre Adventure.

1988: Comienza Kamen Rider Black RX, situada en un universo alternativo al de Black.

1989: Black RX termina sin mucho éxito y con peores críticas que Black. En los siguientes años no se vuelve a saber nada de una nueva serie de Kamen Rider. Shin fue un fracaso y no se hicieron sonar mucho las películas Kamen Rider World, Kamen Rider ZO y Kamen Rider J, a parte de las colaboraciones con Ultraman.

2000: La franquicia tiene una flamante resurrección con Kamen Rider Kuuga, que da comienzo a la era Heisei de Kamen Rider. Con su éxito la franquicia a día de hoy sigue viva.

Nueva era, con unos cambios sociales y una evolución de la narrativa. Nuevo ciclo, marcado con una diversidad de héroes con distintos cromatismos en su heroicidad. Nuevo Kamen Rider, con su respectivo cambio de estética. Así Naruhisa Arakawa emprendía la tarea de volver a llevar a la pequeña pantalla al héroe japonés, ayudado en ocasiones por escritores como Toshiki Inoue. Las aventuras de Yusuke Godai, un joven hombre de alrededor de 20 años, que un día se convirtió en Kuuga, y su batalla contra los Grongi con ayuda de la policía fueron una producción que catapultó a Kamen Rider y a Joe Odagiri a la fama.

Han pasado ya 16 años, y tras la emisión de AGITΩ, Ryuki, 555 (Faiz), Blade, Hibiki, Kabuto, Den-O, Kiva, Decade, W, OOO, Fourze, Wizard, Gaim y Drive -con Ghost emitiéndose actualmente-… ¿Ha conseguido envejecer bien Kuuga? La respuesta es un rotundo no.

73421876030e0b42660b79da31268632

Kuuga se hace llamar la “resurrección” de la franquicia, pero de un modo u otro… No consigue serlo totalmente. Integra algunos nuevos elementos, pero su esquema y narrativa solo ha pasado de “monstruo de la semana” a “monstruo de las dos semanas”, sin salirse de la era showa en personajes y… Solo siendo una reivindicación de su pasado.

Kamen Rider Kuuga en sí no es que sea una serie con muchas pretensiones, pero sus defectos solo se agravan de forma proporcional a su antigüedad. Su historia se puede contar en cuestión de segundos, y todo el trasfondo de sus enemigos ni está en la serie -el cuál se cuenta en un minuto exacto-. Es simplemente una batalla del héroe contra sus enemigos acompañado de sus aliados, con algo de backstory social y poco más; así una y otra vez, enemigo a enemigo, hasta que solo quede el líder y éste sea el jefe final de nuestro protagonista. No tengo nada en contra del “mosnter of the week”, más leo JoJo’s con mucha satisfacción, me he comido cientos de episodios de Detective Conan y Kuuga no es la única que implementa esta fórmula en la franquicia, simplemente… Kuuga es, no solo la única serie que haya visto entera y dicho “no me gusta”, sino también la que peor uso del monster of the week he visto.

A su vez es una serie un poco cobarde. Tenía todos los ingredientes para haber sido una historia interesante, pero opta por lo más básico y Godai es el único Kamen Rider de la serie (y la única serie heisei en la que solo hay uno). Tiene un grupo de enemigos aterrador que se ve obligado a ir de uno en uno debido a un juego de matanza que siguen para poder evolucionar y que para colmo hablan en un idioma inventado y sin subtítulos (que posteriormente alguien consiguió traducir), desesperando al que quiera enterarse de qué pasa; tampoco explota su origen ni el pasado para convertirlos en enemigos que sean de verdad personajes, y al final solo son un recurso para darnos acción cada episodio y un ambiente de matanza y terror entre la población -que en esta serie tienen la tranquilidad típica de los japoneses y una increíble habilidad para meterse en las piscinas cuando en estas hay asesinatos-. Tiene a un héroe con el apoyo de la policía, pero solo existen dos o tres personajes de ella, ni estos llegan a plantearse preguntas más allá de si Kuuga es bueno o no al principio; amén de que al menos consiguen desarrollar una pocas armas contra los grong. También tiene algunas personas ayudándole con sus poderes como un carismático doctor, una amiga arqueóloga y un francés que parece americano pero que es interpretado por un ruso… Pero todo ésto al final solo consigue darle un aire un poco más moderno en comparación con Black o Amazon. Y encima toda esta plantilla de aliados es digna de la era showa por su falta absoluta de desarrollo o trasfondo, y lo mismo el prota, que es el Jonnathan Joestar de Kamen Rider, ya ni le salva algo como ser un badass como Kotarou Minami.  Yusuke Godai es solo un buen tío, pero sin gracia. Al final el único personaje que se pueda decir que es más completo es el gran Ichijou, policía y bro de Godai, con unos cojones de hierro para enfrentarse a veces a los grongi aunque solo tenga una escopeta. Así, mientras la idea de los grongi es desaprovechada el uso de la policía solo ayuda para que posteriormente la franquicia aprenda que es conveniente añadir más organizaciones para hacer más divertida la obra.

Kamen Rider Kuuga Kaoru Ichijo
Ichijou, tú molas, no te preocupes.

Y lo más importante… Es una serie que para mí es enormemente aburrida. Cuarenta y nueve pisodios que consisten solo en ver cómo el prota gana al malo de turno, sin poder entender a los malos y en ocasiones con historias con un nivel de instrascendencia impresionante y un filosofeo que para mí sobra. No negaré el intento de trasfondo que tienen como objetivo, pero no cuela mostrarme a una mujer embarazada hablando de que no quiere que su hijo venga a un mundo tan oscuro solo porque pudo librarse de un ataque grongi, o el como quieren darle relevancia a dos personajes a través de una subtrama minúscula que no le importa a nadie (la de la mujer del laboratorio, su hijo y el francés, concretamente). Momentos como el de una familia intentando protegerse de un grongi que los acecha desde fuera sí es un buen intento de transmitir terror. Puedo decir al menos que era divertido ver cada nueva habilidad de Kuuga, muy básicas todas ellas pero efectivas, que al final me llevaron a solo querer ver en acción la forma final. Para mi desgracia, tras mucho bombo, esta solo se ve unos tres minutos en el combate final… Que es el peor que he visto en la franquicia con diferencia, con el peor enemigo final de todos. Se pilla la idea, pero la forma de llevarla solo hace que veas un combate incompleto de dos hombres en la nieve, y para colmo sin banda sonora. Años luz del Hikari to Yami de Fate/stay night.

children-in-a-grongi-world
Pues que para cuando nazca ya se han muerto los grongi, hija.

No voy a pararme a hablar de la dirección de la serie, porque es relativamente salvable según el capítulo, donde el guión se come a las virtudes de alguien que solo intenta hacer lo mejor. La acción de la típica de Kamen Rider, más falsa que la de la lucha libre, pero… Te acostumbras, y puede ser disfrutable. No ayuda mucho el peso de las armaduras, pero el resultado no está mal para la época con sus apañados efectos y el presupuesto del que disponían.

Kuuga es una serie de detalles. Detalles que son innovadores pero que se quedan a medias y que solo servirían para una verdadera evolución narrativa en Kamen Rider en su siguiente serie. Son sus pocas virtudes, pero al menos es gratificante que la policía haga cosas… Aunque la mayoría de las estrategias físicas sean inútiles. Clásica en casi todo, pero por desgracia uno en Kamen Rider espera algo diferente a los Power Rangers que veía de pequeño, y Kuuga es eso y más. Pobre en sustancia y para mí carente de entretenimiento. Un sufrimiento de obra… Que simple y llanamente odio de forma visceral. Ante todo digo que sencillamente no es una serie para cualquiera.

Nota de Kuuga: 1/10

La peor serie que he visto en mi vida. Sé que me habré pasado, pero intenté ser serio en toda la reseña… Al menos en la nota quería desquitarme. De un modo u otro… Todos estaremos de acuerdo en que es un terrible punto de entrada a Kamen Rider al menos.

N-Daguva-ZebaVSKuugaUltimateFormD
Incluso tú me decepcionaste, N-Daguva-Zeba, aunque no fueras un personaje decente.

PD: Nunca dejará de hacerme gracia que al final de la serie veas la playa de Cádiz y en ella unos niños hablando perfecto castellano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s